Por qué es importante la siesta para el niño

La siesta es una de las cosas más odiadas por los niños desde la guardería hasta que incluso éstos son un poco más mayores. Pero en realidad, la siesta es muy importante y útil para los niños al igual que es una forma de que los padres puedan descansar al menos una hora mientras que el pequeño duerme.

En cuanto a la siesta, a algunos niños les encanta dormir por la tarde, pero para otros estos es un auténtico infierno y se pasan las horas mirando el techo y dando vueltas en la cama sin conciliar el sueño.

¿Por qué es importante para los niños la siesta?

Si el niño no se duerme, entonces es que su cuerpo no necesita dormir y no debemos forzarlo a que eche la siesta por la tarde. Esto es lo que piensan muchos padres, pero ¿es eso cierto?

El hecho es que los niños tienen una energía inagotable y siempre están listos para más y más juegos. A pesar de ello, su cuerpo necesita un descanso y no solo por la noche. Los niños no se cansan sólo físicamente, sino también mentalmente, ya que cada día su cerebro asimila cosas y conceptos nuevos además de aprender constantemente todo lo que observan y oyen.

Durante la siesta toda esta información se procesa y se almacena, por lo tanto se libera espacio para cosas nuevas.

La siesta es muy importante y útil para los niños, ya que ayuda al crecimiento adecuado del cuerpo del niño y a relajarlo.

Por qué es importante la siesta para el niño

 ¿Cómo conseguir que el niño duerma durante la tarde?

Por lo general, los niños hacen cualquier cosa, pero no lo que se espera de ellos. Muchos de ellos sólo de pensar que la siesta es obligatoria, toman esto como un desafío que les da motivos para permanecer despiertos y hacer de las suyas.

He aquí algunas maneras de calmar al niño por la tarde:

Intenta que a principio del día el niño gaste energía jugando o realizando cualquier otra actividad, de esta manera necesitará un descanso que encontrará en la siesta.

Es recomendable que leas un cuento al niño, pero asegúrate primero de que te presta toda su atención e intenta distraerlo para que no se gire o levante de la cama.

Todos los días aproximadamente a la misma hora debes acostar al niño, ya que éste se acostumbrará a ello y no tendrás problemas para volver a dormirlo.

¿Cuánto tiempo necesita dormir?

No hay un tiempo exacto, ya que todo depende del niño y de la energía que ha gastado durante el día o de las horas que ha dormido la noche anterior. Algunos niños tienen suficiente con media hora diaria, mientras otros prefieren hora y media o incluso dos.

¿Cómo saber si tu hijo necesita una siesta?

La mayoría de los niños entre dos y cuatro años necesitan una siesta diaria, ya que en esta etapa comienzan a explorar el mundo. Además su crecimiento es más rápido y necesitan más energía. Una de las señales de que tu hijo no necesita dormir por la tarde puede apreciarse en que le cuesta dormir más por la noche, se despierta a mitad de ésta o se levanta demasiado temprano por la mañana.

Por supuesto, cada niño es diferente y tiene diferentes necesidades en términos de tiempo y en cuanto a la duración de la siesta. Por lo tanto debes observar a tu niño y descubrir sus necesidades. Si duerme muchas horas por la noche y al día siguiente tu pequeño se encuentra feliz y lleno de energía, es que la siesta no es necesaria para él. En cambio, si está nervioso, enfadado durante el día y no para de quedarse dormido en tus brazos o mientras juegas con él ya sabes que la siesta es algo obligatorio para su bienestar.

Que Opinas?

Loading Disqus Comments ...