Si hay algo malo de trabajar en una oficina es el típico traje que las mujeres suelen utilizar, ¡qué aburrido! Pero olvidémoslo, es momento de que luzcas moderna y chic y, al mismo tiempo, elegante y discreta.